Cómo cuidar su correa de cuero?

El cuero ha sido un material elegido para confeccionar ropa, zapatos y accesorios desde los albores de la civilización, valorado por su estilo clásico que es muy adecuado para ocasiones formales, así como ropa casual. Muchos relojes vienen con correas de cuero en una variedad de tonos, desde el tradicional negro y marrón hasta los más modernos toques de color.

Parte del cuidado de su reloj incluye la limpieza de la correa de cuero. Sin embargo, es importante limpiar la piel de la manera correcta para mantenerla en buen estado y evitar daños.

¿Por qué el cuero requiere un cuidado especial?
El cuero es un material único que requiere un cuidado especial para su limpieza. El cuero absorbe el sudor y la suciedad producto del uso regular y puede ser sensible a los líquidos. El material también es sensible a otros elementos, como la luz solar directa o el calor, que pueden causar grietas.

Cómo limpiar su correa de reloj de cuero:
1. Retire la correa
Retire la correa del reloj antes de limpiarla. Esto ayuda a proteger la caja del reloj y el dial.

2. Limpiar el cuero con un paño seco.
Antes de usar líquidos, limpie la correa con un paño seco. Esto elimina suavemente la suciedad granulada o los residuos que se han acumulado en la correa que podrían rayar la superficie del cuero durante una limpieza más intensa. Elija un paño suave: la microfibra o el paño para pulir joyas son sus mejores opciones.

3. Lavar el cuero con jabón.
El siguiente paso es limpiar la correa más a fondo con jabón. Lo mejor es un jabón neutro, ya que las fórmulas de remoción que se encuentran en los jabones más duros pueden secar el cuero. Humedezca un paño de microfibra o joyería por separado y aplíquele una pequeña cantidad de jabón. El paño debe estar húmedo, pero no empapado, para evitar dañar el cuero.

Frote suavemente el interior y el exterior de la correa de cuero con el paño húmedo, utilizando pequeños movimientos circulares sobre el material.

4. Retire los residuos de jabón
Después de limpiar la correa, enjuague el paño con agua corriente hasta que desaparezca todo el jabón. Exprima el exceso de agua de la tela. Luego, limpie ligeramente la correa de cuero con el paño limpio y húmedo para eliminar todos los residuos de jabón de la banda.

5. Deje secar la banda.
Una vez que se retira el jabón, deje que la correa se seque al aire. No ponga la correa a la luz solar directa ni use un secador de pelo para secar la correa.

6. Usar acondicionador de cuero.
Una vez que su correa se haya secado, aplique el número de gotas de acondicionador de cuero especificado en el paquete a un paño limpio. Frote suavemente la correa de cuero con el paño y deje que se seque. Asegúrese de que el acondicionador que usa sea para joyas, relojes, ropa o accesorios: el acondicionador de cuero para muebles y artículos industriales probablemente sea demasiado áspero para el contacto con su piel.

¿Con qué frecuencia debe limpiar tu correa de cuero?
Si está buscando una rutina para limpiar una correa de cuero que usa a menudo, una buena recomendación es limpiar la correa una vez por mes. Siga los pasos anteriores para limpiar su correa, excepto el paso de acondicionador. El acondicionador de cuero es para uso ocasional;

Si vive en climas cálidos o húmedos, puede considerar limpiar la correa de tu reloj de cuero con más frecuencia debido a la transpiración. Del mismo modo, las correas de cuero pueden requerir una limpieza más frecuente durante los meses de verano.

Cualquier duda consulte por e-mail a los técnicos:

Facebook
Facebook
Pinterest
Pinterest
Instagram